engaños en línea
enganos en linea

Descripción general 

El engaño en línea es una categoría amplia de explotación en línea, que incluye, por ejemplo, la sextorsión, en la que se ejerce grooming sobre un menor para hacer que se tome imágenes sexualmente explícitas o que, en algún momento, se encuentre personalmente con una persona para fines sexuales, o que participe de una conversación sexual en línea o, en algunos casos, venda o comercialice sus imágenes sexuales. Este tipo de victimización puede ocurrir en cualquiera de las plataformas, medios sociales, aplicaciones de mensajería, plataformas de juegos, etcétera. 

Indicadores de peligro

Las tácticas más comunes que los agresores utilizan para engañar a los niños incluyen, por ejemplo: 

  • Participar en una conversación o juego de roles de índole sexual más como un método de grooming que como objetivo en sí mismo. 
  • Pedirle al niño que muestre imágenes sexualmente explícitas de sí mismo u ofrecerle un intercambio mutuo de imágenes. 
  • Entablar una conversación a través de halagos, hablar sobre intereses en común o poner “me gusta” a las publicaciones que el niño hace en línea, lo que también se conoce como “grooming”. 
  • Enviar u ofrecer imágenes sexualmente explícitas de sí mismos. 
  • Simular ser una persona de menos edad. 
  • Ofrecer un incentivo, como una tarjeta de obsequio, alcohol, drogas, alojamiento, transporte o comida.

Factores de riesgo

Hay ciertos comportamientos en línea que pueden aumentar el riesgo de los engaños en línea y de convertirse en víctima de sextorsión. Por ejemplo: 

  • Mentir y decir que se tiene mayor edad para acceder a ciertas plataformas que permitirían comunicarse con personas más grandes. 
  • Iniciar una conversación en línea u ofrecer un intercambio con los agresores, tal como solicitar una compensación financiera, alcohol, drogas, regalos, etc. por entregar contenido sexualmente explícito de uno mismo. 
  • Enviar fotos o videos sexualmente explícitos (lo que se conoce como “sextos”) de sí mismo a otro usuario. 

 

Los números

Estos son los resultados de un análisis reciente que el NCMEC elaboró sobre las denuncias recibidas por la CyberTipline en relación con el engaño en línea: 

Los menores víctimas tienen entre 1 y 17 años de edad, con una media de 15 años

Prácticamente todos los niños dijeron NO conocer al extorsionador más que por su comunicación en línea. 

El  82% de los adultos que engañaron a los niños eran hombres, el 9% eran mujeres y, en el 9 % restante, no fue posible determinar el género del agresor.  

Lo que el NCMEC está haciendo al respecto

Creación de un entorno que facilita las denuncias

Desde 1998, el NCMEC ha operado la CyberTipline® para darles a los proveedores de servicios electrónicos y al público en general la posibilidad de denunciar las sospechas de explotación sexual infantil, lo que incluye, por ejemplo, engaño en línea de los niños con fines sexuales, abuso sexual infantil extrafamiliar; pornografía infantil, turismo sexual infantil, tráfico sexual infantil, envío de materiales obscenos no solicitados a niños, nombres de dominio engañosos y palabras o imágenes digitales engañosas en Internet. Una vez finalizada la revisión por parte del NCMEC, la denuncia recibida por la CyberTipline se pone a disposición de la agencia de fuerzas del orden correspondiente. 

Para realizar una denuncia a la CyberTipline, visite report.cybertip.org.  

Ayuda para identificar a las víctimas

El Programa de Identificación de Víctimas Infantiles comenzó en el año 2002 después de que los analistas del NCMEC vieron repetidamente imágenes de los mismos menores víctimas y comenzaron a rastrear qué víctimas ya habían sido identificadas con anterioridad por las fuerzas del orden. Hasta el momento, se han identificado más de 14,500 menores. 

Hoy en día, el CVIP tiene una misión doble: ayudar a proporcionar información sobre los menores víctimas previamente identificados y ayudar a ubicar a los menores víctimas no identificados que aparecen en imágenes sexualmente abusivas para que se los pueda identificar y rescatar. 

Prevención del abuso a través de la educación

Dada la enorme cantidad de información proveniente de la CyberTipline, el NCMEC se encuentra en una posición única para detectar las tendencias y las diferentes amenazas que afectan a los niños, especialmente, en línea. El programa de seguridad y ciudadanía digital del NCMEC, NetSmartz®, es un innovador programa educativo que utiliza juegos, videos animados, planificaciones para el aula, actividades y mucho más para ayudar a que los niños cuenten con las herramientas necesarias para elegir opciones más seguras cuando están en línea. Puede obtener más información sobre nuestros programas educativos aquí. 

Apoyo a las víctimas y sus familias

A aquellas familias con un niño perdido o víctima de explotación sexual, el NCMEC les proporciona intervención para casos de crisis y las pone en contacto con los profesionales adecuados que puedan brindarles consejería. Nuestro programa Team HOPE conecta a las familias con otras familias que han pasado por experiencias similares y que pueden brindarles contención y herramientas para sobrellevar estos momentos difíciles.