secuestros no familiares e intentos
secuestros no familiares y intentos

Descripción general

El NCMEC recibe denuncias de niños perdidos que corresponden a uno de cinco tipos de casos, incluyendo los secuestros no familiares. Un secuestro no familiar se produce cuando al niño lo secuestra una persona que el niño conoce, pero que no es familiar, tal como puede ser un vecino o alguien que conoció en línea. También cuando lo secuestra alguien que el niño no conoce. Los secuestros no familiares constituyen el tipo más raro y solo representan el 1 % de los casos de niños perdidos denunciados al NCMEC.

Factores de riesgo

El NCMEC reúne información relativa a los intentos de secuestros de niños por parte de personas que el niño no conoce. Basado en el análisis de más de 10 años de datos, el NCMEC identificó lo siguiente: 

  • Los intentos de secuestro se producen con mayor frecuencia cuando el niño está en el camino de ida o vuelta de la escuela o actividades relacionadas.    
  • Los niños en edad escolar corren el mayor riesgo los días de escuela antes y después del horario escolar (entre 7 y 9 a. m. y entre 3 y 4 p. m.) y después de la cena (entre 6 y 7 p. m.)
  • Los intentos de secuestro se dan con más frecuencia en la calle mientras los niños juegan, caminan o andan en bicicleta. 
  • Es más probable que los niños más pequeños jueguen o caminen con sus padres u otro adulto, mientras que los niños en edad escolar es más probable que caminen solos o con otros niños.  
  • Los intentos de secuestro de niños mayores tienen más probabilidades de involucrar un componente sexual. 

Los intentos de secuestro fallidos se debieron a diferentes razones:

  • El niño ignoró o rechazó al secuestrador. 
  • El niño utilizó el teléfono celular para amenazar o intervenir. 
  • El niño luchó para defenderse. 
  • El niño gritó o hizo ruido. 
  • Intervino otro adulto. 
  • El secuestrador se alejó del área o liberó al niño de manera voluntaria. 

Los números

 

En el año 2016, hubo

1,419 

intentos de secuestro. 

En un análisis de intentos de secuestro, los señuelos más comunes utilizados en los intentos fueron:

  • Ofrecerle al niño un paseo
  • Ofrecerle dulces o dulces
  • Hacerle preguntas
  • Ofrecerle dinero
  • Usar un animal para interesar al niño

Lo que el NCMEC está haciendo al respecto 

Prevención de los secuestros a través de la educación

El NCMEC, junto con Honeywell, creó el Programa KidSmartz de seguridad personal, un programa que enseña a las familias cómo evitar secuestros y empodera a los niños de los grados K-5 para que se comporten de manera más segura. Este programa enseña “Las 4 reglas de la seguridad personal” utilizando actividades y videos divertidos y entretenidos. 

Obtenga más información sobre los recursos de prevención y educación del NCMEC

 

 

Las 4 reglas de la seguridad personal 

  • Consultar primero 
  • Llevar a un amigo 
  • Decirle NO a la gente 
  • Decirle a un adulto de confianza 

Aprendizaje del pasado

 El Programa Code Adam del NCMEC, creado en honor al pequeño Adam Walsh de 6 años, que fue secuestrado en una tienda de departamentos de Florida, es ahora uno de los protocolos de seguridad infantil más grandes que se implementa en decenas de miles de establecimientos de toda la nación y proporciona una guía esencial para los empleados en cuanto a cómo manejar las denuncias de niños perdidos en sus instalaciones.

Ayuda para recuperar a los niños perdidos

Team Adam es una unidad de respuesta rápida conformada por exprofesionales de las fuerzas del orden o ya retirados que pueden desplegarse directamente en la escena donde desapareció un niño para ofrecer asistencia a los investigadores y a las familias en los casos críticos de niños perdidos.

Project Alert, de manera similar a Team Adam, es un equipo de más de 150 oficiales retirados de las fuerzas del orden locales, estatales y federales que donan su tiempo y experiencia para asistir a las agencias de fuerzas del orden en los casos de niños que llevan mucho tiempo perdidos.